Características de un elevador accesible
Características de un elevador accesible

Casi dos décadas de experiencia en la instalación de elevadores y de sillas salvaescaleras en Santa Cruz de Tenerife nos avalan para responder muchas de las dudas que nos plantean algunos de nuestros clientes sobre la normativa de accesibilidad en los ascensores para las personas con movilidad reducida. Vamos a aprovechar este espacio para contarte algunas de las características principales que deben cumplir elevadores y ascensores para ser considerados “accesibles”.

En primer lugar debemos hablar de las dimensiones de la cabina. A todos nos ha tocado en alguna ocasión entrar en un elevador excesivamente estrecho. Para ser considerado accesible, en la cabina deben poder entrar, al menos, la persona que va en la silla de ruedas y un acompañante. Para eso la normativa establece que las medidas mínimas deben ser de 140 x 110 cm aunque estas medidas dependen también del número de puertas que tenga el ascensor y de cuál sea su posición. Si el ascensor consta de dos puertas y éstas están situadas en un ángulo de 90 grados, la silla de ruedas debe tener espacio suficiente para poder girar cómodamente.

Otro factor importante para poder calificar un elevador como accesible es que la altura de los botones no supere los 120 cm y que la información de los diferentes pisos aparezca también en Braille para que pueda ser leída por invidentes. Cuando se trata de la instalación de elevadores o de sillas salvaescaleras en Santa Cruz de Tenerife, hay que pensar también en facilitar la accesibilidad de las personas con dificultades en la visión y que no coloquemos obstáculos que puedan dificultar su acceso.

Desde el blog de Elevadores Canarias volveremos en próximos artículos a tratar de las características que debe cumplir un ascensor accesible.  

haz clic para copiar mailmail copiado