Sillas salvaescaleras, ¿obligatorias en una comunidad de vecinos?

922 08 08 72
Sillas salvaescaleras, ¿obligatorias en una comunidad de vecinos?

Cuando buscas sillas salvaescaleras en Las Palmas debes tener en cuenta la Ley de Accesibilidad impuesta a edificios de antigua y nueva construcción. Hay zonas determinadas que están obligadas a incluirlas, para facilitar la movilidad de personas con dificultades para el desplazamiento.

De ahí la importancia de encontrar empresas que te faciliten plataformas y sillas salvaescaleras en Las Palmas si vives en alguna de las edificaciones que están obligadas a tener espacios accesibles.

Las comunidades de vecinos acogidas al sistema de propiedad horizontal son las principales afectadas. Si cualquier vecino necesita ayuda para acceder a su vivienda estará en disposición de solicitar esta adecuación del bloque. Los tramos de escaleras son su localización perfecta.

El problema se presenta en edificios de antigua construcción, donde es imposible instalar algunos mecanismos muy pesados sin comprometer los cimientos. ¿Qué solución se adecúa a tus necesidades?

La solución más segura serían estas maquinarias de sencilla instalación y fácil acceso. Si te decantas por las plataformas subeescaleras, son perfectamente aptas para pequeñas alturas, de sencillo uso y una buena opción al hablar del equilibrio entre la calidad y el precio.

En el caso de contar con las sillas salvaescaleras, la capacidad de ajuste a la infraestructura propia del edificio es superior. Además, son aparatos con componentes de alta calidad, con una gran fiabilidad y sin necesidad de mantenimiento alguno.

Se instalan en escaleras de un ancho superior a 55 cm, por lo que son una solución perfecta para edificios de escaleras estrechas y de poca cabida.

Desde Elevadores Canarias, expertos en la instalación de sillas salvaescaleras y plataformas subeescaleras en Las Palmas, proponemos estas soluciones para hacer de tu vivienda un lugar más acogedor. Di no a las restricciones de tu antigua infraestructura y cuenta con las necesidades personales de tus vecinos. ¿Y tú, qué solución escoges?